Navigate / search

Nuevo acuerdo comercial prevé sanciones más severas a faltas laborales 

Con el establecimiento de un capítulo laboral en el nuevo acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá (USMCA, por sus siglas en inglés) habrá sanciones más severas a las violaciones en esta materia, en contraste con el anterior Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Así lo expuso Óscar De la Vega, abogado laborista, quien dijo que aunque todavía no se conoce el texto definitivo y oficial de ese apartado, “sabemos que tiene como objetivo reformar los compromisos asumidos por los países participantes bajo los principios y derechos fundamentales establecidos por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En entrevista con Notimex, explicó que con esos acuerdos se busca garantizar la efectiva implementación de los derechos laborales fundamentales y promover la transparencia en la aplicación de la legislación laboral.

Entre los temas prioritarios de este capítulo laboral, mencionó la protección a los trabajadores migrantes y la atención de casos de violencia relacionados directamente con el ejercicio de los derechos laborales, así como el establecimiento de un Consejo Laboral a nivel ministerial que se reúna una vez al año para revisar su cumplimiento y efectividad.

México, apuntó, ha asumido compromisos para la aplicación efectiva de los derechos laborales fundamentales en la legislación nacional, como libertad de asociación, eliminación de cualquier forma de trabajo forzoso de niños y de discriminación, y proveer condiciones de trabajo aceptables sobre salario mínimo, jornada y seguridad e higiene.

El especialista consideró que México se ha planteado nuevos objetivos con la inclusión de este apartado, al generar acciones específicas para la negociación colectiva como garantizar el derecho de los trabajadores a participar en negociaciones colectivas y la libertad de sindicación de los trabajadores.

De igual forma, establecer órganos independientes e imparciales para registrar elecciones sindicales y resolver disputas relacionadas con contratos colectivos, imponer requisitos para el registro de contratos colectivos y garantizar la transparencia en la negociación de contratos colectivos, añadió.

Afirmó que el nuevo acuerdo comercial USMCA está acorde con los cambios constitucionales que México ha llevado a cabo, como la reciente ratificación del Convenio 98 de la OIT sobre la libertad de sindicación y negociación colectiva.

Sostuvo que en virtud de las nuevas obligaciones laborales aceptadas en el TPP y en el USMCA, es necesario que las empresas mexicanas lleven a cabo un análisis de su estrategia sindical.

Lo anterior, sobre todo, las que cuentan con un contrato colectivo de trabajo “no activo” o de protección, alineadas con el nuevo marco legal, que una vez ratificado por el Senado mexicano, implicará el cumplimiento inmediato de diversas obligaciones que tendrán el rango de disposición constitucional”, agregó.

Leave a comment

name*

email* (not published)

website