Navigate / search

Diputados garantizan que no habrá aumento de impuestos en la capital

El presupuesto 2019 para la Ciudad de México se construirá sin crear ni aumentar impuestos, pero se verá que permita atender las necesidades de los capitalinos, garantizaron diputados de la bancada de Morena en el congreso local.

Durante la instalación de la Comisión de Hacienda, su presidenta, Valentina Batres Guadarrama, aseguró que además se revisará el Código Fiscal en los temas del impuesto predial y agua, pues en la actual administración se produjeron aumentos injustificados.

Indicó que también se revisará el esquema de las fotomultas, pues desaparecerá el mecanismo privado de concesión de cobro originado en la actual administración.

En el Salón Luis Donaldo Colosio del recinto Legislativo de Donceles y Allende, indicó que entre las facultades de la instancia que encabeza está la de revisar, discutir y aprobar la Ley de Ingresos para la Ciudad de México, trabajos que se hacen en coordinación con el gobierno local.

En entrevista, expuso que no sólo se revisará con responsabilidad las causas que originaron el “predialazo”, también la actualización a la valoración catastral de los predios, desajustada de la tabla de subsidio que los inmuebles de la Ciudad tienen en mayor o menor medida.

“Vamos a ir en coordinación para dejarle a los ciudadanos una recaudación y responsabilidades fiscales más justas, más progresivas y desaparecer cualquier injusticia que haya quedado asentada en el Código Fiscal”, expuso.

Expresó su aval al anuncio de la jefa de gobierno electa, Claudia Sheinbaum Pardo, sobre que los damnificados, cuyos predios fueron afectados por los sismos del año pasado, cuenten con la solidaridad de un gobierno sensible para el asunto de la recaudación.

Valentina Batres detalló que se prevé que las propuestas de Ley de Ingresos y la de Presupuesto de Egresos se recibirá en el congreso local el 15 de diciembre, y tiene hasta el 28 de diciembre para discutir el paquete.

La presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso, Ernestina Godoy Ramos, dijo la gran tarea de ese órgano legislativo es que, sin subir impuestos, se garanticen los recursos suficientes para el desarrollo de infraestructura, programas sociales y el buen funcionamiento de las 16 alcaldías.

Al asistir como invitada a la instalación, expresó su beneplácito por las fórmulas que se implementarán para destinar el presupuesto para las alcaldías, lo que se hará de manera distinta.

“La distribución del presupuesto viene con fórmulas claras. No más tratos discriminatorios, si perteneces o no al gobierno de la alcaldía, a un partido político; como fue en ocasiones anteriores, cuando hubo delegaciones castigadas, y ese castigo no era a los titulares del gobierno, sino a los ciudadanos. Aquí hay una enorme responsabilidad”, sostuvo.

La lideresa de la bancada de Morena dijo que se debe de plantear como, sin aumentar impuestos, se puede ensanchar la base recaudatoria; además de generar confianza en el contribuyente para que vea que sus impuestos se utilizan de manera adecuada y transparente.

Que permita a la gente que paga sus impuestos tener la certeza de que se van a utilizar, además, estarán arropados por el nuevo Sistema Anticorrupción, porque el tema de la corrupción decepciona a la gente, la desalienta. Por eso, no más simulaciones”, enfatizó.

El diputado Temístocles Villanueva Ramos consideró que se deben reorientar las decisiones en materia hacendaria, promover modelos de igualdad de oportunidades para el desarrollo del capital humano y generar confianza con expectativas de crecimiento.

La diputada Donají Olivera Reyes se pronunció por la simplificación y automatización de los procesos en el pago de impuestos para fortalecer el desarrollo económico y se creen empleos bien remunerados.

Bajar impuestos abrirá hueco de 104 mil mdp

La propuesta del gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador de reducir impuestos en la frontera del país dejará un hueco de entre 83 mil y hasta 104 mil millones de pesos, consideraron fiscalistas y especialistas.

El plan de la futura administración federal es bajar el IVA de 16% a 8%, y el ISR de 30% a 20%, lo que para los expertos consultados también significa un riesgo de convertir a esa zona del país en un paraíso fiscal.

Por este escenario pidieron al presidente electo analizar, replantear y reconsiderar la propuesta antes de que sea considerada como iniciativa de reforma y que forme parte del Paquete Económico de 2019.

La máxima pérdida recaudatoria que calcula el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) es similar al presupuesto de la Secretaría de Desarrollo Social (106 mil 645 millones de pesos en 2018), mientras que el rango inferior de la estimación equivale al gasto total de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (84 mil 548 millones).

En un intento por evitar que se convierta en un gasto fiscal o pérdida recaudatoria, el presidente del CIEP, Héctor Villarreal, pidió respetuosamente a Andrés Manuel López Obrador reconsiderar dicha propuesta.

Por medio de sus redes sociales, expuso que cuando un país tiene una baja recaudación tributaria, como México, es poco probable que un estímulo como ese tenga un efecto neto positivo.

Ante esa preocupación, el CIEP realizó el estudio Recaudación del IVA e ISR en la frontera: Impacto en recaudación, elaborado por el analista Adrián García Gómez.

“La propuesta dejaría un hueco importante en las finanzas públicas, presionadas por cambios sociodemográficos que tienen implicaciones en el presupuesto, sobre todo con aumentos en el gasto en pensiones y salud”, se advierte en el documento.

Aun así, destaca que la medida puede aumentar la competitividad en la zona fronteriza y atraer mayor inversión y consumo.

De acuerdo con Adrián García, bajar el IVA a 8% en la frontera norte representa dejar de obtener un máximo de 55 mil 163 millones de pesos.

Señaló que la medida que pretende introducir el nuevo gobierno tiene como fin estimular el consumo interno, lo que implicaría una reducción de 6.9% en los precios.

Por reducir el ISR empresarial de 30% a 20% no ingresarían al erario público un máximo de 49 mil 248 millones de pesos, indicó García.

También advirtió que el estímulo puede exacerbar dos grandes problemas fiscales: evasión y elusión; en el primer caso por las mentiras que se registren en cuanto al lugar de las ventas, mientras que en el segundo, por el movimiento de direcciones fiscales.

Paraíso fiscal. El presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), José Besil, destacó que si bien bajar el IVA y el ISR en la frontera norte es una estrategia de carácter competitivo, se necesita saber cuáles serán las reglas que se emitirán para evitar que dicha región del país no se convierta en un paraíso fiscal.

Consideró que un efecto que se podría ver es que los domicilios fiscales en aquella zona empezarán a crecer, lo que podría generar “un hueco” muy grande para los ingresos públicos.

“El contenido de la reglamentación o las pautas del juego de los domicilios fiscales en donde se están llevando a cabo los negocios, es el complemento que los contadores tienen que buscar dentro del análisis en la función de los ingresos en nuestro país de carácter fiscal”, aseguró.

Más inversión. Sin embargo, para el Banco de México (Banxico) el acuerdo entre el presidente electo y los gobernadores fronterizos del norte, que incluye reducir el IVA y el ISR, podría estimular la captación de inversión en esa parte del país.

El pasado 13 de septiembre, el director general de Investigación Económica, Daniel Chiquiar, consideró en una visión preliminar que la medida podría llevar a que se genere mayor inversión en la región y mantener la competitiva.