Navigate / search

Rechazan inversionistas segunda propuesta del gobierno sobre NAIM

El grupo de inversionista del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), que dice poseer más del 50 por ciento de los seis mil millones de dólares emitidos en bonos por el fideicomiso del aeropuerto, no aceptó la segunda propuesta hecha por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), para la recompra de los bonos.

“Si bien el grupo Ad Hoc reconoce que la propuesta enmendada hace mejoras incrementales, considera que los problemas fundamentales siguen siendo tales que el grupo no puede respaldar la propuesta enmendada en su forma actual”, indicaron los bonistas representado por Hogan Lovells y Houlihan Lokey, en un comunicado.

Señalaron que los problemas fundamentales sobre la construcción del Nuevo Aeropuerto no pueden ser resueltos por la enmienda a la recompra de bonos que propone el gobierno a través de Hacienda.

Asimismo, los tenedores aseguran que “la propuesta requiere ser evaluada en un calendario truncado que sea la mitad del otorgado por la propuesta original emitida el 3 de diciembre de 2018. El grupo considera que la fecha límite de la oferta anticipada debe extenderse al menos al 21 de diciembre de 2018”.

No obstante, el grupo Ad Hoc se dijo en la disposición de discutir sus inquietudes y las resoluciones propuestas con Mexcat.

Luego de que Hacienda emitiera una nueva oferta de recompra, un poco más elevada que la primera, los tenedores de bonos consideran que cualquier aprobación debe ser limitada al monto de la recompra de bonos y que no apliquen para la totalidad de bonos que poseen los tenedores.

El grupo Ad Hoc de MEXCAT, reiteró que no fueron consultados para la nueva propuesta y que por lo tanto no pueden apoyarla en su forma actual.

Gobierno mexicano mejora oferta en recompra de bonos de Nuevo Aeropuerto

El Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México (MEXCAT) modificó la oferta de recompra y la solicitud de consentimiento publicada el pasado 3 de diciembre, tras considerar algunas respuestas por parte de los tenedores de bonos y otras partes interesadas, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Destacó que las modificaciones se realizan en beneficio de los tenedores y que las mismas atienden, en la mayor medida posible, a sus preocupaciones, de acuerdo con las nuevas políticas establecidas por el gobierno mexicano.

La dependencia precisó en un comunicado que la nueva oferta busca recomprar bonos hasta por un monto de 1.8 mil millones de dólares, y hasta el monto principal prorrateado de cada serie de bonos, a un precio fijo de mil dólares por cada mil de monto de principal, más intereses devengados y no pagados.

La oferta original empleaba un mecanismo de Subasta Holandesa para determinar el precio de recompra, dentro de un rango con un límite máximo de mil dólares por cada mil de monto de principal, refirió.

La nueva oferta modificará de igual manera la solicitud de consentimiento a efecto de incrementar la comisión a 10 dólares por cada mil que será pagada a todos los tenedores de bonos que participen en la oferta de recompra, siempre que MEXCAT recompre los papeles financieros de la serie correspondiente.

Asimismo, todos los tenedores de bonos que den su consentimiento a las modificaciones propuestas sin que participen en la oferta de recompra, y que dicho consentimiento sea aceptado por MEXCAT.

La SHCP explicó que para aquellos bonos que sean aceptados para su recompra, la comisión por consentimiento estará incluida en el precio de recompra.

Además de estos cambios a los términos económicos, la nueva oferta también modificará la solicitud de consentimiento, al incluir nuevas disposiciones en los convenios de emisión, las cuales tienen la intención de atender a las inquietudes por parte de los tenedores con respecto a los términos y condiciones de los bonos una vez completada la transacción, señaló.

La Secretaría precisó que dos cambios están relacionados con el flujo de los fondos de la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA) del Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México (AICM) al MEXCAT.

Las modificaciones propuestas agregan un evento de incumplimiento que será detonado si el flujo del TUA se ve afectado por el comienzo de operaciones de un aeropuerto alterno en un radio de 70 kilómetros del AICM, o las operaciones comerciales del aeropuerto de Toluca se incrementan a más de cinco millones de pasajeros al año y el índice de cobertura de la deuda de MEXCAT se encuentra por debajo de ciertos niveles mínimos.

De igual manera, ajustan disposiciones en los convenios de emisión para incrementar la protección de los tenedores ante una potencial reducción de la TUA cobrada en el AICM.

La SHCP indicó además que dos cambios están relacionados con la capacidad de pago de los bonos a su vencimiento, para lo cual el MEXCAT propondrá establecer un mecanismo para segregar fondos cada trimestre para el pago de principal al vencimiento, así como para fondear recompras de bonos en el mercado abierto y mediante futuras ofertas de recompra, y afectar dichos fondos en garantía para el pago de los bonos.

Otro elemento al respecto es limitar de manera significativa la posibilidad de MEXCAT de contraer nueva deuda.

La SHCP añadió que la nueva propuesta invita a los tenedores de bonos a que reaccionen de manera oportuna y la acepten, y para ello, MEXCAT ampliará el plazo inicial de la oferta y consentimiento a las 5:00 pm hora de Nueva York del 19 de diciembre de 2018, y de igual manera, ampliará el plazo de vencimiento hasta el 4 de enero de 2019.

La nueva propuesta del gobierno mexicano se presenta luego de que un grupo de tenedores de bonos, representado por Hogan Lovells y que dice superar tanto el 50 por ciento del monto de capital de al menos una serie de los instrumentos financieros como el 50 por ciento del monto de capital total de seis mil millones de dólares, rechazó la versión inicial de recompra y la solicitud de consentimiento.

Cancelar el NAIM y liquidar al CPTM frenará al turismo nacional: IP

La liquidación del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), así como la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco frenará el crecimiento turístico proyectado por el sector en este sexenio, advirtió Pablo Azcárraga, presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico.

“Sin el aeropuerto de Texcoco, sin el CPTM, sin recursos publicitarios que no le cuesten al contribuyente, sin gente especializada (…) estamos corriendo un riesgo en donde nos vamos a limitar a no crecer a las metas que los empresarios hemos fijado”, dijo en entrevista Azcárraga.

Tras la elección presidencial, los empresarios del sector presentaron un decálogo al gobierno, en donde advierten que para lograr que el turismo aporte 1 de cada 10 pesos del PIB, se debe reforzar la promoción, así como continuar con el NAIM.

En 2017, el sector turístico aportó 8.9 por ciento al PIB nacional, una participación en las finanzas con más peso que la industria petrolera y de la construcción.

Sin embargo, los empresarios aseguran que el gobierno entrante no atendió sus consejos, por lo que hay incertidumbre y desacuerdos entre la Iniciativa Privada (IP) y la Secretaría de Turismo, cuyo titular es Miguel Torruco.

“Nos preocupa que se tomen decisiones tan fuertes como la de desaparecer el Consejo sin haberlas comunicado, porque genera desconfianza, incertidumbre y eso es lo que está pasando en el sector turístico de México”, detalló quien también es presidente de administración del Grupo Posadas.

El pasado jueves, Torruco indicó que la promoción turística ahora será patrocinada por la IP.

Senado llama a comparecer a titulares de la SCT y del Grupo Aeroportuario de la CDMX

Los integrantes de la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Senado de la República avalaron, por unanimidad, solicitar la comparecencia del secretario del ramo, Javier Jiménez Espriú y del director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, Gerardo Ferrando Bravo, para que den a conocer toda la información relativa a la cancelación, construcción y contratos del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.
La propuesta presentada a la Junta de Coordinación Política (Jucopo), fue ratificada, aunque no se definió la fecha, los funcionarios del nuevo Gobierno acudirán ante este órgano legislativo.
Los integrantes de la Comisión, que preside el senador Higinio Martínez Miranda, consideraron que es necesaria la presencia de los funcionarios y que la Junta de Coordinación establezca las comunicaciones para proceder con la reunión.
Se destacó la importancia de que se informe a las senadoras y senadores sobre lo que está sucediendo con la construcción y los contratos, ya que es un asunto que desconcierta.
A decir de las y los legisladores, Jiménez Espriú y Ferrando Bravo, tienen la responsabilidad de reportar de manera directa toda información sobre la obra, ya que se debe saber si se está quemando el dinero y que esto no vaya a ser un elefante blanco.

Para esquivar demandas, sigue el NAIM en Texcoco

El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, encargado de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, decidió mantener vigentes los contratos firmados con las empresas constructoras mientras inicia un proceso de recompra de bonos hasta por mil 800 millones de dólares, una operación que le permitiría al nuevo gobierno evitar demandas de los fondos internacionales que financiaron la operación.

De acuerdo con la minuta de la instalación del nuevo consejo de administración del GACM, en la que participa Javier Jiménez Espriú como presidente, sólo se va a hacer una recompra de mil 800 millones de dólares de un gran total de seis mil millones que se emitieron, como parte de un paquete de medidas precautorias.

La recompra deberá ser aceptada por la mayoría de los fondos involucrados y se haría válida en un plazo de hasta 20 días hábiles. La meta es “poder anunciar el cierre de la operación del NAIM en la segunda quincena de diciembre”.

Además se tienen varios acuerdos hacia el interior del nuevo gobierno, uno de ellos es hacer una evaluación del plan estratégico del NAIM, en el que se evaluarían los costos y contratos hasta ahora firmados, así como una revisión de los avances de los mismos.

Los expertos explican que el gobierno no firmará la cancelación de los contratos y el fin de las obras en Texcoco sin un acuerdo firmado con los fondos. Si en este momento se paran se activan las demandas de los bonistas internacionales.

Lo que van a hacer es una recompra de los bonos como una medida temporal y no implica dar marcha atrás al proyecto de ampliación de Santa Lucía. Y, mientras se hace la evaluación, continuar “con las obras en el proyecto durante el proceso”.

Este lunes, a las 7:00 horas de Nueva York, se emitirá una oferta de compra por hasta mil 800 millones de dólares de los bonos, “en subasta desde $0.90 USD y hasta par de los bonos”, precisa la minuta.

En los hechos se estarían pagando unos 20 centavos extras por dólar, y de esa forma se evitan las demandas de parte de los tenedores de bonos, los fondos van a ganar con esta operación más que los bonos del tesoro y en menos tiempo.

Esta operación, a largo plazo, tiene consecuencias porque encarece las operaciones de financiamiento para otras obras como el Tren Maya, la refinería de Dos Bocas, la ampliación de puertos y aminora la presión que ya tiene la deuda de Pemex, así como en la adquisición de capital de trabajo de la CFE.

Otra de las urgencias que se busca resolver es la presión de las calificadoras por lo que es prioritario que “cuando se presente el paquete presupuestal 2019 se tenga resuelto el tema del aeropuerto, con certidumbre y claridad para los mercados y los inversionistas”.

A unos días de la “fecha fatal” el NAIM lleva un 37% de avance

Al finalizar este mes, cuando se prevé que se cancelen definitivamente los trabajos de construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, se alcanzará un avance integral del proyecto de entre 36 y 37 por ciento en su edificación, aseguró el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM).

En entrevista, Raúl González, director corporativo de Lado Aire del GACM, aseguró que por el momento no han recibido ninguna instrucción para cancelar los contratos del aeropuerto que todavía se construye en Texcoco, Estado de México, pese al anuncio de que la obra ya no se haría.

“Tenemos contratos con las empresas constructoras, no hemos recibido ninguna instrucción de cancelarlos, en consecuencia, tenemos que respetar el contrato (…)”, aseveró el ejecutivo.

Federico Patiño, director general del GACM, había dicho que tras el anuncio de la cancelación de la obra, se preveía que los contratistas continuaran laborando hasta el 30 de noviembre, en espera de que el gobierno entrante – que encabezará Andrés Manuel López Obrador y tomará posesión el 1 de diciembre –, les diera la orden de detener la construcción.

Mientras que el GACM no ha hablado con contratistas como ICA, GIA+, Grupo Carso y Hermes, la administración electa acordó en días pasados con dichas empresas el pago de contratos, así como la indemnización por gastos no recuperables, que se estima superen los 40 mil millones de pesos.

“Los contratistas continúan con su trabajo y hasta que no se les dé una indicación contraria continuarán, con ellos no dialogamos sobre la posible suspensión”, indicó González.

De acuerdo con el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, el costo de la cancelación del NAIM ascendería a 120 mil millones de pesos, los cuales estarían contemplados en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019, y supondría el despido de unos 45 mil empleados.

Si bien las obras continúan en el edificio terminal, que mediría 744 mil metros cuadrados y fue diseñado por el arquitecto Norman Foster, los trabajadores comienzan a tener zozobra sobre sus contratos.

“Aunque la obra continúa, es un hecho que hay un sabor de boca de tristeza, hemos estado comprometidos con este trabajo durante mucho tiempo”, comentó en entrevista Óscar Díaz, residente de obra del edificio terminal, contrato que ostenta Grupo Carso, que tiene como accionista mayoritario al empresario Carlos Slim.

A la fecha, el avance de la terminal es de 4.6 por ciento, según el GACM y cada punto porcentual de su progreso representa un costo de 800 millones de pesos.

Aunque el gobierno electo ha dicho que la construcción del NAIM se parará el 30 de noviembre, se desconoce qué pasará con lo edificado.

Exigen garantizar derechos laborales de trabajadores del NAIM

Poner fin a los trabajos del nuevo Aeropuerto, pone en riesgo a más de 40 mil empleos directos e indirectos que se tienen actualmente por la obra de Texcoco.

Por ello, los diputados del PAN exhortaron a la Federación y al equipo del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, a respetar los derechos laborales de aquellos trabajadores de la construcción del NAIM.

A través de Punto de Acuerdo los diputados Margarita Saldaña Hernández y Jorge Triana Tena, demandaron garantizar y dar certidumbre jurídica a quienes laboran en el proyecto conforme a lo establecido en los tratados internacionales, en la Constitución y en la Ley Federal de Trabajo.

De acuerdo al documento, esta situación acarrearía consecuencias jurídicas de índole laboral y de afectación directa a miles de familia.

Jorge Triana recordó que Andrés Manuel López Obrador se ha reunido con los inversionistas del Nuevo Aeropuerto para conocer sus inquietudes, por lo que exigió un protocolo similar con los trabajadores.

“Esperamos que con esa misma firmeza y esa misma sensibilidad, también se reúna con los empleados que van a perder su fuente de trabajo y además tenían una expectativa de trabajar una vez concluida las obras”.

El Secretario de la Comisión Especial para el Desarrollo Aeroportuario Integral de este Congreso de la Ciudad de México, defendió a los trabajadores de Texcoco y demandó una solución urgente tras la cancelación de la obra en la zona.

“No está previsto qué va a suceder, de dónde va a salir el recurso, sí habrá un Programa de Empleo Temporal o qué va a suceder con estas personas”.

Al presentar este Punto de Acuerdo a nombre también de la diputada Margarita Saldaña, la mayoría legislativa de MORENA se negó a tratar el tema y votó en contra de la defensa laboral de más de 40 mil personas.

Contratistas de Texcoco, respetuosos con cancelación de NAIM: AMLO

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador señaló, luego de reunirse con contratistas del Nuevo Aeropuerto Interrnacional de México (NAIM) en Texcoco, que éstos fueron respetuosos de la decisión que tomaron los mexicanos y que están en la mejor disposición de llegar a un acuerdo.

Tras el encuentro al que asistieron los empresarios que tienen aproximadamente 92 por ciento de las obras de dicha terminal aérea, López Obrador indicó que se llegó a un acuerdo general en el que desde este martes se comenzarán a ver opciones para continuar con las diferentes obras.

Aseguró que se encuentran “bien y de buenas, y se portaron a la altura de las circunstancias”, y aseguró que de parte suya no hay ninguna denuncia legal ni amparo, “ellos van a participar en Santa Lucia, es muy probable, y también en otras obras y lo que dijimos, el volumen de obra que se contrató en el caso de Texcoco, el volumen de obra se va a realizar; todo va a ser legal, absolutamente legal”.

De acuerdo con el mandatario electo, otras opciones de obra son las que se harán en el aeropuerto de Toluca y “lo que se tiene que seguir haciendo en el lago de Texcoco, son sobre todo obras hidráulicas”, ya que se va a mantener este lago, “todo esto fue lo que se habló en los mejores términos, se portaron muy bien, les diría que, de manera muy compresiva, responsable al cien”.

Descartó que hubiera “tormenta, llovió un poquito, lloviznó” y enfatizó que no se pierde nada y que incluso habrá ahorros considerables.

En otro tema, López Obrador detalló que la consulta respecto el Tren Maya se podría llevar a cabo hacia diciembre o enero próximos, de la que dijo tiene encuestas que marcan que 80 por ciento de la población está a favor del proyecto.

“Los que no quieren la consulta, los que no quieren la democracia, con todo respeto, piensan que somos incongruentes, que sí vamos a pedir consultas para unas cosas y para otras no, ya que se vayan preparando psicológicamente porque siempre va a haber consulta cuando lo solicite a gente”, aseveró.

Esta consulta, explicó, se realizaría incluso antes de la reforma que se tiene pensada hacer al Artículo 35 de la Constitución para eliminar candados y dar facilidades a los ciudadanos y que se pueda realizar la consulta.

En otro tema, se refirió al comunicador José Gutiérrez Vivó y sostuvo que “de parte nuestra” existe la mejor disposición para que regrese y si volviera a algún canal estatal, “sería un homenaje a la libertad de expresión y a un comunicador que fue injustamente maltratado en un sexenio que es preferible olvidar”.

A su vez, Javier Jiménez Espriú, próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, detalló que si bien la mencionada reunión no contó con la presencia de Carlos Slim, el empresario envió en su representación a Antonio Gómez, director general de grupo Carso, y se comunicó con él por teléfono y le manifestó su total solidaridad y respeto a la decisión además de que se mostró en la mejor disposición de llegar a la negociación más adecuada.

Agregó que el encuentro contó con la presencia de 16 empresarios, entre quienes figuraban Carlos Hank Rhon y Olegario Vázquez Aldir.

De acuerdo con Jiménez Espriú, se finiquitarán los contratos del actual aeropuerto de Texcoco y se harán otros contratos para Santa Lucia, además de que se llevarán a cabo licitaciones.

Lo que ya está invertido en Texcoco, explicó, son casi 60 mil millones de pesos “y nosotros estimamos que, entre los gastos no recuperables, no lo sabemos con certeza, pero estimamos que puede ser 25, 30, máximo 40 mil millones de pesos”.

Reiteró que se pagará toda la obra que no se haya pagado y detalló que “no hay ninguna penalización ni hay ninguna fianza, el gobierno no acepta penalizaciones a los contratos; cuando hay una suspensión de una obra por causa de interés público no hay penalizaciones, lo que sí hay es el cumplimiento de los compromisos; es lo que quedamos”.

Asimismo, sostuvo que los empresarios no perderán nada y que en la reunión no estuvieron presentes casi 350 empresarios de contratos pequeños, pero aseguró que a todos se les tratará en el marco del respeto y la legalidad.

Antes de cancelar el NAIM, urge reunión pública con AMLO y los afectados, nada en lo oscurito: PAN

Diputados del Partido Acción Nacional estuvieron en las obras del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en Texcoco y, tras hablar con los trabajadores, propusieron al Presidente electo una reunión de puertas abiertas con los afectados para realizar un corte administrativo, levantar una exhaustiva auditoría y determinar sobre la continuación del proyecto original; “sería lamentable que por la cancelación se pierdan 300 mil millones de pesos”, dijeron.

Los diputados Cecilia Patrón Laviada, Miguel Alonso Riggs Baeza y Fernando Torres Graciano acudieron sin invitación previa y sin cita para constatar directamente las actividades en los terrenos y, a decir de los quienes laboran ahí, “frenar la obra solamente está en la mente de los que nunca han estado en el lugar, ni han estado bajo los rayos del sol, el frío y la lluvia y tampoco se han ensuciado los pies con el barro de la zona”.

Los legisladores se apersonaron en la zona de Texcoco para conocer de primera mano la situación que se vive tras el resultado de la consulta organizada la semana pasada; “la verdad es que después de esta visita reafirmamos que es un grave error el anuncio que ha hecho el Presidente Electo y le proponemos escuchar a los afectados en una reunión pública, que no sea en lo oscurito”, coincidieron.

Localizado a 5 kilómetros del Aeropuerto “Beníto Juarez” de la Ciudad de México, el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, cuenta con un terreno de 5 mil hectáreas, contra 770 hectáreas del actual y hasta ahora, se han invertido 60 mil millones de pesos, una cifra importante por lo que, si se determina el cierre de la obra, que sea mediante un proceso de revisión transparente y con auditorías confiables, advirtieron.

La diputada por el estado de Yucatán, Patricia Patrón Laviada, comentó que son gastos que no tienen vuelta atrás, como la pista más grande que costará alrededor de 8 mil millones de pesos, de los cuales ya se pagaron 6 mil 500 millones; la pista tres, cuyo valor es de 7 mil 400 millones, ya se entregaron 4 mil 300 millones de pesos y hay otras inversiones alrededor de las pistas que están programadas para operar simultáneamente.

“El Presidente electo acusa que es una obra donde no hubo transparencia y que los terrenos se compraron con sobreprecios, pero él tendrá la facultad dentro de unas semanas para revertir el daño y señalar por corrupción a todas aquellas personas que se aprovecharon de las circunstancias, pero que las acuse conforme a derecho, que actúe la justicia contra ellas con todo el peso de la ley”, indicó.

Hay que subrayar, dijo, que el aeropuerto es la puerta de México para el mundo y capta millones de turistas que dejan una derrama económica para el país, esa es la importancia a considerar para mantener el proyecto original de la nueva terminal aérea.

“Vimos físicamente, todo lo que es la cimentación y la parte estructural que lleva un avance del 60 al 70 por ciento, por lo que los diputados de Acción Nacional de demandaron que se vaya al fondo para frenar algún acto de corrupción, pero lo que no se valdría es enterrar el dinero ahí invertido por atender a intereses de grupo del constructor favorito del Presidente electo”, destacó la legisladora.

CONSULTA ANTIDEMOCRÁTICA

El diputado Fernando Torres Graciano informó que, en total, el proyecto comprende 46 obras diferentes que van desde cimientos, pistas, el edificio central, las oficinas operativas, estacionamientos, llegadas y salidas de pasajeros, zonas comerciales, entre otras.

La consulta que se hizo es antidemocrática porque solamente participó el uno por ciento mediante un método opaco dejando fuera el sentir del 99 por ciento de los interesados.

Dijo que la estructura de toda la obra está planeada para resistir un terremoto con una intensidad de nueve grados en la escala de Richter, no puede ser reutilizado para ninguna otra obra.

“Nos dimos cuenta que en la parte de la obra central hay 10 mil trabajadores; 3 mil de ellos soldadores, los vimos trabajando, además de que se generó un gran programa de empleo temporal con personas de las comunidades aledañas, pudimos entrevistarlas y están contentas porque las capacitaron”, añadió Torres Graciano.

En su recorrido, los diputados federales atestiguaron el rescate de la flora y la fauna, “al menos físicamente nosotros no vimos ahí aves que habiten, obviamente van de vez en cuando, pero es parte de los mitos que ha habido; no hay ninguna especie en peligro de extinción; los reptiles y víboras que están ahí los rescatan y los reubican”, precisó el legislador por el estado de Guanajuato.

NO HAY PROYECTO EN SANTA LUCÍA

Por su parte, el diputado Miguel Alonso Riggs refirió que él y sus compañeros caminaron sobre el lodo y el concreto de una de las más grandes obras de infraestructura que se haya iniciado en México.

Consideró que la frivolidad en política puede ser tan dañina como la corrupción y en este tema, en la Cámara de Diputados se empiezan a sentir los peligros de una mayoría a modo, de Morena, que no dice ni quiere decir nada porque serían incapaces de contradecir a quien todavía ni es el Presidente de México”, apuntó.

“Añoran el régimen que azotó este país durante 70 años, pues ahí se hicieron. ¿cómo se les iba a olvidar su autoritarismo, su cinismo y su corrupción si ahí se hicieron? Simulan gobernar para el pueblo y con el pueblo y hasta lo consultan, para perjudicarlo; lo que los describe tal como son”, añadió el diputado por el estado de Chihuahua..

“No tenemos la menor duda de que haya habido o que hay corrupción, pero nosotros lo que creemos entonces es que se investigue, se sancione, que se castigue, que se meta a la cárcel a quienes cometieron actos de corrupción, que se revisen los contratos, los costos, los presupuestos y si se pueden bajar pues qué bueno, seguiríamos aplaudiéndolo, pero no es cancelando el proyecto como solucionaríamos el problema”, reiteró Alonso Riggs

Sobre el aeropuerto de Santa Lucía, los diputados panistas señalaron que en principio allá no hay proyecto y no se está hablando de dos proyectos porque el único que es público y conocido es el del NAICM.

Enseguida formularon preguntas para quienes serán los próximos funcionarios a partir del 1 de diciembre: ¿Qué va a pasar con la base militar de Santa Lucía? Porque esa base militar es el corazón de la operación de la Fuerza Aérea Mexicana y tendrá que ser reubicada, entonces, ¿a dónde lo van a reubicar? Y ¿cuánto va a costar volver a hacer otra base militar en otro lugar? Esa es otra gran pregunta que no ha contestado Andrés Manuel López Obrador.

“No es echando a la basura tantos millones de pesos invertidos en la obra, no estamos defendiendo a los empresarios que están ahí, estamos defendiendo 300 mil millones de pesos que costaría la cancelación y que es dinero público, nos parece totalmente que es un grave error”, finalizaron.

Por confirmarse, reunión entre Sheinbaum y Del Mazo

Por confirmar, una posible reunión entre la jefa de Gobierno electa Claudia Sheinbaum y el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo para dialogar sobre las repercusiones por la cancelación del NAICM en Texcoco.
Además, se abordaría el plan de acción para la construcción de las dos pistas en la Base Aérea de Santa Lucia. Asimismo, dicho proyecto contempla la remodelación del actual Aeropuerto capitalino y el de Toluca para ser operados simultáneamente
Sería, el primer encuentro entre Sheinbaum y Del Mazo, tras la cancelación del NACIM anunciada por el presidente electo López Obrador.